Nidec ASI entra a formar parte del glorioso buque escuela Amerigo Vespucci

Nidec ASI entra a formar parte del glorioso buque escuela Amerigo Vespucci

Después de tres años de parada para efectuar actividades de reconversión, hoy el magnífico buque escuela Amerigo Vespucci zarpa desde el puerto de La Spezia para una campaña naval con ocasión del 85º aniversario: el buque fue botado el 22 de febrero de 1931 en el Regio Cantiere Navale de Castellamare di Stabia y entró en servicio en julio de ese mismo año. Desde entonces, el buque ha efectuado actividades anuales de formación principalmente para los estudiantes de la Academia Naval.

En 2013, Nidec ASI aceptó y ganó el reto que la Marina Italiana lanzó poniendo a licitación el proyecto para la modernización del sistema de propulsión eléctrica del buque, que técnicamente y estructuralmente hablando, es un barco de vela con un motor. Su sistema de propulsión eléctrica constaba de un solo eje accionado directamente por un motor eléctrico de CC que utilizaba dos rotores accionados, a turno, por dos unidades Diésel-Dinamo.

El proyecto de modernización implica algunos cambios importantes en la tecnología: un nuevo sistema generador de CA a la vanguardia que utiliza un nuevo inversor y el cuadro de distribución para alimentar directamente al nuevo motor, también de CA, pero aún con dos rotores separados para el mismo eje. Esta solución garantiza unos costes de mantenimiento más bajos y una mayor eficiencia energética, manteniendo el mismo nivel de redundancia en el buque. El buque dispone de un solo eje, o propulsor; en el caso improbable de que falle un inversor o el sub-motor asociado, el eje seguirá recibiendo el 50% de la potencia normal para garantizar un retorno seguro al puerto.

Seleccionada por su capacidad demostrada en innovaciones técnicas, Nidec ASI ha suministrado los siguientes equipos eléctricos: el cuadro de distribución, los transformadores de potencia, los inversores, el motor principal y los cables y también se ha ocupado del conjunto eléctrico y de la puesta en servicio así como de las pruebas en el mar.

Con estas mejoras, el buque escuela Vespucci está ahora listo para surcar los mares durante muchos años más, y seguir conquistando el respeto y la estima de que disfruta entre la opinión pública.